La UCM expulsa a estudiantes del aula por sobrepasar el aforo máximo

Sección sindical de Derecho (UCM)

Esta semana hemos podido observar una de las situaciones más indignantes que ejemplifican la realidad de este inicio de curso. El 6 de octubre en el Aula 236 de la Facultad de Derecho, en el edificio de departamentos, se expulsó a seis estudiantes por sobrepasar el aforo máximo en la estancia. Las mínimas medidas sanitarias en contra del COVID19, en un contexto de falta de medios e insuficiencia de las infraestructuras de la universidad pública, forzaron que el profesor tuviera que mandar al pasillo a varios alumnos, donde algunos siguieron la clase incluso sentados en el suelo. Esta situación constituye una grave vulneración de los derechos de los estudiantes y una dificultad añadida para poder seguir el curso de la asignatura.

Esto no sólo es consecuencia de una nefasta gestión por parte de la UCM y, en concreto, de la Facultad de Derecho (falta de medidas, desinformación, desentendimiento…), sino que refleja bien una constante: nula interlocución con el estudiantado y pocas garantías sanitarias y educativas. Lo sucedido en este grupo no es una excepción, se pueden observar estas problemáticas en otros grados como el de RRLL y RRHH. En él hay grupos que sí pueden dar clases, mientras que otros tienen que dividirse en turnos de manera semipresencial; más sangrante aún es la situación en algunas facultades donde, directamente, durante semanas los estudiantes no tienen siquiera clases telemáticas. La traducción real de tan alabada semipresencialidad sigue siendo segregación educativa.
La posición del Frente de Estudiantes es clara: la pandemia no debe ser un pretexto para apuntalar la desigualdad de oportunidades -ya existente- entre el estudiantado. Llamamos al estudiantado de Derecho a la organización y lucha, en unidad con el resto de la comunidad educativa, en la defensa de la calidad educativa. De igual forma, ante lo ocurrido, exigimos responsabilidades por parte del Decanato.

No elegimos entre nuestra salud y nuestra educación, ¡elegimos luchar!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *