Carta a las organizaciones de la Comunidad Educativa

El pasado miércoles 4 de marzo la Comunidad Educativa andaluza llenaba las calles y vaciaba las aulas en una convocatoria de huelga general educativa unitaria. Trabajadores, familias y estudiantes caminaban juntas con un objetivo común.

A las antípodas de aquello se encuentra la convocatoria de huelga unilateral y oportunista de hoy -6 de marzo de 2020- tras la que, una vez mas, se encuentra el Sindicato de Estudiantes. Esta no es una nota más para mostrar nuestro rechazo: es un golpe sobre la mesa para explicar, por la fuerza de los hechos, que ya no hay cabida en el movimiento estudiantil para sus malas prácticas. 

En cada centro de estudios, en cada instituto y cada facultad, el estudiantado ya tiene su herramienta de lucha. Así se lo hemos querido comunicar al conjunto de organizaciones amigas mediante la presente carta, que a lo largo de las últimas semanas les hemos hecho llegar:

Entendemos que el PIN Parental, que ataca de pleno los derechos del estudiante, supone igualmente una injerencia en la labor docente -así, entre otras, lo ha manifestado la Plataforma Estatal por la Escuela Pública- y, en ese sentido, su paralización ha de ser resultado de una lucha unitaria de docentes, estudiantes y familias que germine en los centros de estudio. Sin embargo, no quedan ya opciones para el trabajo conjunto si el SE impone su calendario. Por eso, de forma amistosa y desde la voluntad de trabajo conjunto y coordinado, queremos señalar que estas convocatorias fantasma no han sido y no serán consentidas por parte del Frente de Estudiantes. En ese sentido, reiteramos que no reconocemos legitimidad alguna a la convocatoria del 6 de marzo y, en definitiva, expresamos nuestra consideración de incompatibilidad presente y futura de su modelo ‘sindical’ con la lucha unitaria por una educación pública y al servicio de la mayoría social.

Huelga Pin Parental Sindicato de Estudiantes
Imagen de la manifestación el pasado 4 de marzo en la ciudad andaluza de Granada.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *