Educación de Calidad

Una educación de calidad es aquella que procura el desarrollo del estudiantado, tanto en el ámbito académico como en el personal y social, en base a los objetivos pedagógicos planteados, teniendo como horizonte la formación educativa y la adquisición de conocimiento crítico. Ello está orientado al beneficio de la sociedad en su conjunto, lo cual se contrapone al modelo educativo actual, donde los contenidos educativos están dirigidos hacia el rédito económico empresarial.

Educación de Calidad

Educación de Calidad

La educación debe ser integral y multidisciplinar, basada en el método y análisis científico, que tenga como base una concepción materialista de la realidad.

Cuando hablamos de educación de calidad, hablamos del carácter integrador de la misma, es decir, que facilite la incorporación efectiva en el sistema educativo a colectivos con dificultades por razón de género, nacionalidad, diversidad funcional, diferencias socioculturales o problemas intrafamiliares.

Entendemos por educación de calidad aquella en la cual se atiendan las necesidades de cada alumno, por lo que los centros dispondrían de diferentes programas de atención al estudiantado. Asimismo, habrán de ser atendidas las inquietudes e intereses del estudiante, potenciando así todas las disciplinas y ramas de conocimiento independientemente de su rentabilidad empresarial. Además, las instalaciones del centro deben ser adecuadas a la realidad del estudiantado. Para llevar a cabo todas estas cuestiones es necesario un aumento de los presupuestos destinados a la educación pública, que en los últimos años han descendido un total de 1.362,64 millones de euros con respecto a 2012.

La educación supone la fase formativa de una persona, donde aprende no solo una determinada disciplina u oficio, sino también a conocer el mundo y a reconocerse en él. Defendemos por ello la necesidad de que toda persona tenga acceso a dicha educación, y que lo haga en unas condiciones óptimas para alcanzar estos objetivos. Una educación de calidad es la herramienta que, al servicio de la mayoría trabajadora, moldeará las futuras generaciones que heredarán nuestro país.