Resolución sobre el Nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía

Dirección Regional de Andalucía

 

El pasado 9 de enero Vox llegó a un acuerdo con el Partido Popular, que garantiza que el candidato del PP sea elegido en primera votación como presidente de la Junta de Andalucía. El gobierno de la Junta de Andalucía queda así en manos del PP y Ciudadanos, los cuales ya acordaron una serie de medidas que llevarían a cabo de llegar a formar gobierno. En lo relativo a educación, las propuestas de Vox, Cs y PP convergen no apreciándose ninguna diferencia grande entre ellas.

Durante los largos años de gobierno del PSOE hubo una tendencia a la privatización de la educación pública, especialmente en la FP, que se alternaba con ciertas medidas de gestión más amable como la bonificación del 99%, el cheque libro, etc. Lo que vamos a encontrarnos con este Gobierno supone la otra cara de la misma moneda en una forma de hacer más agresiva y de ataque directo y evidente contra los hijos e hijas del pueblo trabajador: es un gobierno que perseguirá activamente acabar con una educación pública, gratuita y de calidad.

Los puntos 71, 72, 73, del acuerdo de gobierno entre Cs y PP y los puntos 13 y 15 del acuerdo Vox y PP lo dejan claro:

  • 71. Protegeremos los dos modelos educativos sostenidos con fondos públicos basados en la libre elección de centros que debe tener la familia, ya sea en el ámbito de la educación pública o la educación concertada.
  • 72. Habilitaremos progresivamente la implantación del Bachillerato concertado y promoveremos la extensión del Bachillerato Internacional en Andalucía.
  • 73. Aprobaremos una Ley de Formación Profesional que incluya un Plan para su fomento que garantice la cobertura total de la demanda y que apueste por la Formación Profesional Dual.
  • 13. Garantizar la libertad educativa y el derecho de los padres a elegir el modelo que deseen para sus hijos, evitando cualquier injerencia de los poderes públicos en la formación ideológica de los alumnos y permitiendo que los padres puedan excluir a sus hijos de la formación no reglada por actividades complementarias o extraescolares cuando sean contrarias a sus convicciones.
  • 15. Garantizar la coexistencia entre la educación pública, privada, concertada y diferenciada. Habilitar progresivamente la implantación del Bachillerato en la educación concertada, así como fomentar el Bachillerato Internacional.

A su vez este gobierno, como ellos mismos proclaman, bajará los impuestos a las rentas más altas lo que conllevará a una reducción casi segura en el gasto público. Esto, sumado al potenciamiento de la educación concertada, lleva implícita la disminución de fondos para la educación pública y en última instancia hace que seamos quienes estudiamos y trabajamos en la Educación Pública quienes paguemos las consecuencias: nos lleva a ser más estudiantes por aula, a tener menos profesores, a disponer de menos dinero para investigación, a peores instalaciones, a menos becas, a no disponer de la bonificación del 99% en universidad, a permitir la segregación por sexos. En definitiva, nos condena al estudiantado de la pública y, especialmente a los hijos e hijas de la clase trabajadora, a cada vez más dificultades y trabas para alcanzar un futuro digno.

A principios del año pasado el conjunto de la comunidad educativa anunció un decálogo con las medidas educativas que se necesitaban para mejorar la educación en España. Frente al ataque directo a la educación pública que supone la formación de este gobierno desde el Frente de Estudiantes de Andalucía llamamos a los sindicatos de trabajadores y AMPAS a recuperar el espíritu de unidad del 9 de marzo, a colaborar entre nosotros para, no solo impedir que estas medidas se cumplan, sino para hacer cumplir las demandas que se firmaban en ese decálogo.

Llamamos al conjunto del estudiantado andaluz a organizarse, a que difunda las medidas con las que nos quieren arrebatar nuestro futuro, a que peleen por una educación pública, gratuita y de calidad. Debemos seguir el ejemplo de los pensionistas, de las mujeres, de los trabajadores de Alcoa y de Amazon… Luchar, luchar y luchar hasta ver nuestros sueños cumplidos. En definitiva, debemos tomar partido en la construcción de un modelo educativo que responda a nuestros intereses y necesidades; ser protagonistas de nuestro futuro aún con más ahínco cuando los ataques contra los derechos conquistados por el pueblo trabajador y el estudiantado andaluces más amenazados parecen.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *